Todo el mundo tiene su crucero…

A Tunez de Crucero

A Tunez de Crucero

La primavera ya está aquí, el aumento de luz, las temperaturas más elevadas, el Sol … a todos nos entran ganas de viajar y ver mundo.

 

Las ofertas están en auge, los precios de invierno aún siguen activos… pero hay que darse prisa.
Las islas griegas y Tunez son los reyes en esta época. Las temperaturas en el norte de África aún no son elevadas y las excursiones son muchísimo más agradables en estas fechas.

La excursión desde el puerto de La Goulette incluye tres imprescindibles: la Medina, las ruinas de Cartago, y Sidi Bou Said. Nada más pasar el control de aduana del puerto, encontrarás infinidad de taxis (la mayoría son monovolúmenes con capacidad para 8 personas), con quienes podrás acordar el itinerario de tu excursión y su precio.

La ruta recomendada es visitar primero Sidi Bou Said , para dirigirnos después a Cartago y a la Medina de Túnez. Los precios oficiales para esta ruta van desde los 60 € para 4 personas a los 100€ para 8 personas, pero no olvides regatear y pagar el importe acordado cuando te dejen de regreso en el puerto.
En el caso de tener más de tiempo también puedes tomar el tren de cercanías TGM (la estación está a unos 10 minutos a pie del puerto), aunque dados los tiempos tan ajustados de que se dispone en un crucero, lo mejor es tomar un taxi.
En mi opinión gracias a sus casas encaladas, sus puertas azules, sus ventanas con rejas y celosías, y por supuesto sus increíbles vistas al mar azul turquesa, Sidi Bou Said es una de las ciudades más bonitas de Túnez. Se agrupa en torno a una mezquita y a la zaouia de Sidi Bou Said, santo sufí del siglo XIII que se instaló aquí cuando regresó de su peregrinación a La Meca, convirtiendo la ciudad en el centro del sufismo y lugar de peregrinación.
si lo prefieres, un poco más adelante se halla el Café Sidi Chabaane des Delices, cuya terraza ofrece unas panorámicas privilegiadas sobre el Golfo de Túnez y el puerto deportivo, al igual que desde el faro que hay más arriba, construido sobre un antiguo ribat del siglo XIX.

Y por supuesto, CARTAGO

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, Cartago fue una de las ciudades más poderosas del mundo antiguo, de la que hoy sólo quedan unas pocas ruinas. Fue fundada en el año 814 a.C por los fenicios y en el siglo IV a.C ya era la metrópolis más pujante de esta parte del Mediterráneo. La ciudad fue destruida durante las guerras púnicas, pero resurgió de sus cenizas bajo el imperio romano. Detrás le siguieron los vándalos, los bizantinos y los árabes, para caer en ruina en el año 695.

Cartago se asienta en el entorno de la Colina Byrsa que se eleva en una posición dominante sobre el Mediterráneo, donde se hallaba una inexpugnable fortaleza protegida con triple muralla y el templo de Eshmún. En las laderas de la colina se construyeron las grandes residencias de la aristocracia cartaginesa.
Las ruinas que hoy podemos ver son principalmente de la época romana: el circo, el anfiteatro, el teatro, la acrópolis, el acueducto, las villas romanas y sobre todo, las Termas de Antonino, estas, en su momento, fueron las más grandes de África. Sus altísimas bóvedas descansaban sobre 8 grandes columnas de arenisca gris, y el frigidarium era del tamaño de una catedral. Hoy sólo se conservan fragmentos de algunas columnas y de las bóvedas.